La primer modelo del mundo

Home » Figuras & Personalidades » Modelos » La primer modelo del mundo
Modelos No hay comentarios

Emilie Flöge fue una talentosa y multifacética diseñadora de modas, y la principal musa inspiradora del genial artista Gustav Klimt. Ambos se conocieron cuando el hermano de ella contrajo matrimonio con la hermana del artista. En ese entonces ella contaba con 22 años, y aunque Gustav le llevaba casi el doble de edad, una relación intermitente floreció entre ambos. Desde ese entonces, hasta su muerte, ella abrigó fútiles esperanzas de casamiento con el artista.

«Klimt tenía una muy complicada vida amorosa, freudianamente estructurada en «cuatro niveles» dijo de él el Dr. Wolfgang Fischer quien está vendiendo la colección de cartas y prendas, y que ha escrito un libro sobre las aventuras amorosas del artista.

«Él tenía una relación de Edipo con su madre y dos hermanas con quienes vivió todos su vida».Esta concepción del amor llevaban a Klimt a mantener una intensa y apasionada actividad sexual matutina, en su taller y con sus modelos; el las tardes, tenía su vida privada erótica más refinada con las señoras de clase alta que posaban para él, y en la noche asistía a la ópera con Emilie.»

Emilie entonces, junto a sus dos hermanas Pauline y Helena; también solteras, abrieron en el año 1904 un salón de modas muy conocido en Ginebra, se llamó «Salón de las hermanas Flöge», que fue realizado por la Wiener W, y la decoración estuvo a cargo de Koloman Moser y Josef Hoffmann. Todo un lujo.

Klimt se encargó de la imagen de marca del salón. Probablemente a él se le debe el logotipo de la casa, ya que no sólo aparecía en papel y facturas si no que también en etiquetas tejidas para ser cosidas a cada prenda. Emilie iba a París y Londres dos veces al año para asitir a desfiles, comprar tejidos y coger ideas de cortes para transformar en sus nuevas colecciones. Sus vestidos vanguardistas fascinaron al mismísimo Poiret que viajó desde París a conocerla.

En el año 1906, Gustav Klimt y Emilie Flöge decidieron llevar a cabo una sesión fotográfica, siendo Emilie la modelo y Gustave el fotógrafo. Esta sesión la realizaron en una ciudad de Austria, cerca del lago Attersee, en donde la pareja solía veranear con frecuencia. De esta manera Klimt crearía un catálogo para las clientas del salón, siendo también el primero en fotografiar moda en plena naturaleza. Tal vez este es el comienzo de lo que hoy se denomina street style.

LEAVE A COMMENT